APPIA GROUP sigue creciendo: ¡Abrimos nueva oficina en Madrid!

¿Cuáles son los principales tipos de inventario en logística?

La logística es un sector cada vez más complejo, especialmente debido al número creciente de referencias que debe gestionar, a menudo de orígenes y proveedores diferentes. Por ello, dentro de las muchas funciones y tareas que se llevan a cabo, el inventario es esencial para que el proceso logístico se lleve a cabo de forma eficiente y sin errores.

¿Qué es un inventario logístico?

Un inventario es, de forma muy simplificada, un listado o relación de las existencias que hay en un almacén, y que facilita la entrada y salida de productos, su clasificación y correcta colocación en las instalaciones. ¿A quién no le suena aquello de «cerrado por inventario»? Consistía, antes de los avances en tecnología y de la introducción de programas de logística, en revisar el listado de productos en stock y ver si coincidían con las existencias físicas almacenadas, y se conoce como inventario físico. Hoy en día, eso podría ser la pesadilla de cualquier empresa logística, con miles y miles de referencias por comprobar.

Por suerte, la tecnología permite que los inventarios estén al día de forma automatizada, lo que minimiza los errores, o bien hace que estos se detecten y se corrijan rápidamente. Esto evita que haya desajustes en las referencias o errores a la hora de hacer el picking de los pedidos. Así, una correcta gestión del inventario permite a la empresa:

  • Reducir o evitar las pérdidas por productos inexistentes, ya sea por robos o desapariciones o por errores en el registro de entrada.
  • Reducir o evitar las pérdidas por falta de rotación del stock, especialmente si se trata de productos perecederos o de rápida obsolescencia o moda.
  • Corregir los errores en el stock, para asegurar la disponibilidad de los productos de cara al cliente final.

Controlar adecuadamente el inventario nos permite mantenerlo en unos niveles adecuados, es decir, tener un stock mínimo que nos evite roturas de stock ante un incremento de la demanda, pero también evitar sobrestocks que produzcan pérdidas y/o falta de espacio de almacenaje. 

¿Qué tipos de inventario logístico existen?

Los inventarios se pueden definir bajo diferentes criterios, en función del tipo de producto que distribuye o almacena la empresa. Hoy en día, la gran ventaja de contar con herramientas tecnológicas para gestionar el inventario, como un software de gestión logística, es que podemos tener diferentes criterios o campos de información, y tener un inventario «híbrido».

Inventario según el tipo de producto

Es el principal condicionante de un inventario, el tipo de producto o material que tengamos que gestionar o almacenar, o el punto del proceso de producción en el que estén.

1. Inventarios de mercancías perecederas

Los inventarios de mercancías perecederas son aquellos productos que tienen una fecha de caducidad o vencimiento. Su gestión es crucial para evitar pérdidas económicas y problemas de salud. Estos inventarios requieren de un control riguroso y una planificación precisa para asegurar que los productos sean consumidos antes de su fecha límite.

2. Inventarios de artículos de temporada

Los inventarios de artículos de temporada son aquellos productos que se demandan en momentos específicos del año. La gestión de este tipo de inventario es esencial para anticiparse a la demanda estacional y garantizar la disponibilidad de los productos en el momento adecuado. Una planificación precisa y una evaluación de la demanda son fundamentales para mantener un control efectivo del stock.

3. Inventarios de productos en proceso

Los inventarios de productos en proceso se refieren a los productos que se encuentran en diferentes etapas de producción, como materias primas, componentes o productos semi-acabados. Mantener un control detallado de las etapas de producción a través de este tipo de inventario es esencial para asegurar la disponibilidad de los recursos necesarios y para optimizar los tiempos de fabricación. Una planificación eficiente y una coordinación adecuada son clave en la gestión de estos inventarios.

4. Inventarios de productos terminados

Los inventarios de productos terminados engloban aquellos productos que están listos para ser distribuidos o vendidos. Estos inventarios permiten tener una visión clara de los productos disponibles para su comercialización, lo cual es esencial para cumplir con los plazos de entrega y satisfacer la demanda de los clientes de manera efectiva. Un control exhaustivo y una gestión adecuada de estos inventarios son fundamentales para garantizar el buen funcionamiento de la cadena de suministro.

Inventario según su función o su finalidad

Hay tipos de inventario que no tienen tanto que ver con el tipo de producto en si o el punto del proceso de fabricación en el que se encuentra, como con la función del propio stock o su finalidad.

1. Inventarios de seguridad

Los inventarios de seguridad o reserva desempeñan un papel crítico en la gestión de existencias en un almacén. Estos inventarios adicionales se mantienen para cubrir posibles imprevistos o variaciones en la demanda que pueden ocurrir debido a factores externos o internos.

El propósito de este tipo de inventario es actuar como un colchón que garantice el abastecimiento y evite problemas de stock. Al mantener un inventario de seguridad, las empresas pueden estar preparadas para enfrentar situaciones inesperadas, como retrasos en la entrega de proveedores, cambios en la demanda o fluctuaciones en los procesos de producción.

2. Inventarios de ciclo

Los inventarios de ciclo son aquellos que se necesitan para cubrir el ciclo completo de producción o distribución de un producto. Desde la recepción de la materia prima hasta la entrega del producto final al cliente, este tipo de inventario asegura que todas las etapas del proceso estén cubiertas.

El inventario de ciclo es esencial para mantener un flujo constante y continuo en la cadena de suministro. Al asegurar la disponibilidad de los productos en cada etapa, se evitan retrasos y se cumple con los plazos de entrega exigidos por los clientes.

3. Inventarios de anticipación

Los inventarios de anticipación se realizan cuando se prevé un aumento en la demanda o en los costos de producción. En estos casos, se toma la decisión de almacenar el producto en mayores cantidades para asegurar su disponibilidad y evitar interrupciones en la cadena de suministro.

Este tipo de inventario se basa en pronósticos y análisis de tendencias para anticiparse a las necesidades futuras. Al contar con un inventario de anticipación, las empresas pueden satisfacer la demanda creciente sin tener que depender totalmente de la producción en tiempo real, lo que puede resultar en ahorros significativos en costos y tiempo.

4. Inventarios de especulación

Los inventarios de especulación se realizan en circunstancias especiales, como cambios en los precios de los productos o en las condiciones del mercado. En estos casos, el inventario se utiliza como una estrategia para especular y obtener beneficios económicos.

La idea detrás de este tipo de inventario es aprovechar las oportunidades del mercado. Al mantener un inventario adicional cuando se espera un aumento en los precios, por ejemplo, una empresa puede vender sus productos a un precio más alto y obtener beneficios considerables. Sin embargo, este enfoque también conlleva ciertos riesgos, ya que los precios pueden fluctuar y no siempre resultar en ganancias.

Inventario según su periodicidad

Este criterio define cada cuánto tiempo se realiza el inventario. Según el sector donde opere la empresa logística, su tamaño y el tipo de producto puede necesitar un llevar a cabo un inventario con más o menos frecuencia.

1. Inventarios cíclicos

Los inventarios cíclicos se realizan de forma periódica siguiendo un plan establecido. Esta metodología permite llevar a cabo controles regulares del stock para detectar cualquier desviación que pueda haber ocurrido. El objetivo principal de los inventarios cíclicos es mantener un control preciso de las existencias y corregir cualquier discrepancia o error de inventario de manera oportuna.

Estos inventarios periódicos permiten identificar problemas como robos, pérdidas, errores en el registro de las transacciones o variaciones inesperadas en la cantidad de productos. Al hacer una revisión detallada y sistemática del inventario en intervalos regulares, se puede minimizar el riesgo de errores en las existencias y garantizar que se ajusten a los registros contables.

2. Inventarios periódicos

Los inventarios periódicos se llevan a cabo según un cronograma predeterminado, permitiendo una revisión y recuento completo del inventario en momentos específicos. Este tipo de inventario es especialmente útil cuando se necesita un control más preciso del stock.

El objetivo de los inventarios periódicos es evaluar y actualizar la información sobre las existencias que se encuentran en el almacén. Al realizar recuentos regulares, se puede determinar la cantidad exacta de productos disponibles, identificar cualquier discrepancia con los registros y ajustar el control del stock en consecuencia. Esto contribuye a una gestión más eficiente de las existencias y ayuda a evitar problemas como el desabastecimiento o el exceso de inventario.

Inventario según el período fiscal

Esta clasificación es mucho más simple, se tiene en cuenta el momento en el que se realiza el inventario respecto al año fiscal de la empresa, y puede ser inventario inicial (al inicio del período contable y antes de realizar altas o bajas en él), o final (al cierre del ejercicio, para ver el estado después de las operaciones mercantiles).

1. Inventarios anuales y su relevancia en el cumplimiento fiscal y contable

Los inventarios anuales se llevan a cabo al final del año fiscal y desempeñan un papel crucial en el cumplimiento de las obligaciones fiscales y contables de una empresa. Durante este proceso, se determina la cantidad exacta de existencias y su valor, lo que permite conocer el estado financiero de la compañía. Además, los inventarios anuales ayudan a evaluar la rentabilidad y a identificar posibles desviaciones en el control del stock.

2. Inventarios trimestrales y su utilidad en el seguimiento financiero

Los inventarios trimestrales son realizados cada tres meses y son de gran utilidad para el seguimiento financiero de una empresa. Estos inventarios permiten analizar de manera más frecuente el estado de las existencias, así como evaluar el desempeño y realizar ajustes necesarios en la gestión de los inventarios. También facilitan la detección temprana de problemas potenciales y la toma de decisiones estratégicas para optimizar la logística y el control de stock.

Inventario de existencias obsoletas, muertas o perdidas

Este tipo de inventario puede parecer menos necesario, pero es importante para tener controladas las referencias que ya no pueden ser comercializadas y evitar que ocupen espacio innecesario en el almacén. Si la empresa tiene implementado un sistema de logística inversa, estas referencias pueden pasar a ser recicladas o reaprovechadas de alguna forma.

Como hemos visto, el inventario físico es prácticamente una cosa del pasado, y es casi imposible hacerlo sin el soporte de un software de gestión logística o SGA.

sergi_lopez
Última actualización:: 1 noviembre 2023

Entradas relacionadas

Últimas entradas

El sector de la logística es cada vez más vasto y complejo, por lo que la gestión eficiente de cada parte de la cadena de

En el vertiginoso mundo de la tecnología logística la velocidad y la precisión son dos factores cada vez más imperativos. Ante este escenario, el control