¿Por qué es importante la integración del SGA con los sistemas periféricos?

Como ya hemos comentado en otros artículos, es esencial que un SGA se integre con el resto de sistemas que utiliza la empresa. Sin una correcta integración, sería imposible llevar a cabo de forma eficiente muchas de las tareas del día a día, por no mencionar la valiosa información que perderíamos para la toma de decisiones estratégicas.

Un buen ejemplo de ello son los periféricos. El SGA debe integrarse no solo con los principales sistemas de la empresa, sino con cualquier software de control de periféricos, sea cual sea el fabricante y el dispositivo o máquina.

Hay mecanismos periféricos muy básicos que se utilizan en el día a día de la mayoría de almacenes, como por ejemplo los móviles, las PDA, las impresoras o los dispositivos de firma. Estos periféricos suelen ser relativamente fáciles de integrar con otros sistemas, ya que su uso está muy extendido y, por lo tanto, sus programas muy estandarizados.

Sin embargo, determinadas acciones implican periféricos más complejos con los que también deben integrarse el resto de sistemas. Es en estos casos donde un buen SGA marca la diferencia. Algunos de estos periféricos serían:   

Vehículos autoguiados

Los vehículos autoguiados o AGV (Automatic Guided Vehicle) no requieren de un conductor para llevar a cabo su actividad, el transporte de mercancías en industrias, centros logísticos o almacenes. Estos vehículos incorporan un sistema de control y gestión guiados, que puede ser básico o más complejo. En caso de que sea básico, el sistema solo gestiona la flota de vehículos y estos no interactúan con el entorno. Por otro lado, si es un sistema complejo, éste se relaciona con el entorno y se integra con el SGA de la empresa.

Armarios verticales

Los armarios verticales son ideales para optimizar el uso del almacén, ya que facilitan el almacenamiento de alta densidad en espacios reducidos. Al integrarse con un SGA, por ejemplo, los sistemas automáticos del armario ponen al alcance la bandeja con los ítems necesarios para los pedidos en preparación, con lo que se agiliza el picking.

Carruseles

Los sistemas de carrusel suponen un ahorro de tiempo y una mejora de la eficiencia en la preparación de pedidos, ya que evitan que las personas se tengan que desplazar. El sistema de carrusel lleva los ítems seleccionados para los pedidos al punto de preparación de pedidos. Otro claro ejemplo de la necesidad de una correcta integración con el SGA, sin la que sería imposible controlar el movimiento del stock.

Arcos volumétricos

Los arcos volumétricos identifican el volumen de la mercancía midiéndola desde todos los ángulos. Al integrarse con el SGA, permiten un mejor control del stock, así como optimizar su envío.

Básculas industriales

De la misma forma que los arcos miden el volumen, las básculas no solo pesan la mercancía, sino que utilizan esta información para optimizar tanto el almacenaje como el transporte.

Arcos de lectura RFID

La tecnología RFID ha supuesto un gran avance para el sector de logística y almacenaje, y se ha convertido en un elemento esencial para el procesado y el almacenamiento de datos. En el caso de los arcos de lectura RFID, verifican y procesan automáticamente la mercancía y los pedidos, con lo que se obtiene información fiable y en tiempo real del estado de los pedidos, se controla el stock y, por supuesto, se agilizan y se reducen los errores en los procesos.

PTL (Put and Pick to Light Systems)

Son especialmente útiles cuando hablamos de preparación de pedidos de pequeños ítems. Estos sistemas guían visualmente a la persona que prepara el pedido hasta la ubicación de los diferentes productos, agilizando el proceso y reduciendo los errores.

Sorters

Los sorters o clasificadores automáticos son una solución logística muy extendida, ya que permiten aumentar la velocidad y la productividad tanto de centros de distribución como de empresas de transporte y almacenaje. Entre otras tareas, descompone las unidades de carga que llegan en elementos más pequeños, las clasifica y ordena de forma automática, con una elevada precisión. Evidentemente, sin la integración con el SGA sería imposible tener un correcto control y localización de las mercancías que llegan a las instalaciones.

Como hemos podido ver, las mejoras tecnológicas en logística y almacenaje se centran principalmente en la agilización de procesos, la reducción de errores y la optimización del espacio. No sirve de nada tener toda esta información si no está interrelacionada, lo que sería imposible conseguir si los diferentes sistemas no están correctamente integrados. Por este motivo, en Appia Group hemos trabajado para que la Suite APPIA se integre con todo tipo de sistemas periféricos.

Compartir en linkedin
Compartir en twitter
Compartir en facebook
Compartir en whatsapp

Entradas relacionadas

Últimas entradas

Una de las funciones más importantes de un software logístico es la trazabilidad de los productos, es decir, controlar con precisión dónde están las mercancías a lo largo de toda la cadena de suministro.

El sector logístico está actualmente ante un escenario de profundos cambios. El sistema de logística global se encuentra a unos niveles de actividad excepcionales…