The APPIA GROUP team wishes you happy holidays!

Analizando el control de inventarios: Todo lo que necesitas saber

En el vertiginoso mundo de la tecnología logística la velocidad y la precisión son dos factores cada vez más imperativos. Ante este escenario, el control de inventarios se ha convertido en un componente vital para optimizar la eficiencia operativa, ya que no solo controla el stock, sino que es una pieza clave para mejorar el rendimiento de la cadena de suministro en un sector altamente dinámico y competitivo. Pero, ¿qué implica exactamente el control de inventarios para las empresas logísticas?

¿Qué es un control de inventarios?

El control de inventarios implica el uso de herramientas muy complejas y sofisticadas, pero su concepto base es bastante sencillo: Se trata del proceso de supervisar y gestionar los productos almacenados por una empresa. Esto abarca tanto los bienes físicos (como servidores, hardware, dispositivos) como los intangibles (licencias de software, códigos fuente, activos digitales), aunque para las empresas de logística se centra sobre todo en las materias y productos almacenados para su distribución. Esencialmente, implica mantener un registro preciso de lo que se posee, dónde está ubicado y cómo se está utilizando.

Además, el control de inventarios gestiona el flujo de los productos o materias primas desde la adquisición hasta la siguiente fase del proceso de producción, la venta o el consumo final. En resumen, el objetivo principal del control de inventarios es garantizar que una empresa tenga la cantidad adecuada de productos disponibles en el momento adecuado, evitando tanto las roturas de stock como el exceso.

¿Por qué es importante el control de inventarios en una empresa logística?

Como hemos comentado, el control de inventario va más allá de saber si un determinado producto o material está disponible en el almacén. ¿Qué más nos facilita una correcta gestión del inventario?

  1. Optimización de recursos: Un control de inventarios eficiente permite a las empresas asignar recursos de manera óptima, minimizando la inversión en inventario excesivo mientras se garantiza la disponibilidad de productos.
  2. Cumplimiento normativo: En un entorno regulado, como el de la logística, mantener registros precisos de inventario es esencial para cumplir con los requisitos legales y normativos.
  3. Optimización de procesos: El control de inventarios eficiente ayuda a optimizar los procesos internos, desde la recepción y el almacenamiento hasta el envío y la reposición.
  4. Reducción de costes: Una gestión efectiva del inventario puede reducir los costos asociados con el almacenamiento, la obsolescencia y la pérdida de productos.
  5. Mejora del servicio al cliente: Al mantener niveles adecuados de inventario, las empresas pueden cumplir con las demandas de los clientes de manera oportuna, lo que mejora la satisfacción del cliente y la reputación de la empresa.
  6. Toma de decisiones informada: Mantener datos precisos sobre el inventario proporciona a los gerentes información crítica para la toma de decisiones estratégicas relacionadas con la producción, compras y marketing.

Además, los sistemas de automatización de almacenes, como la robótica y los sistemas de picking automatizados, que agilizan el proceso de almacenamiento y recuperación de inventario.

Principales componentes de un sistema de control de inventarios

A la hora de definir un buen sistema de control de inventarios, debemos tener en cuenta una serie de componentes más allá del software que centralizará toda la operativa:

  1. Software de gestión de inventarios: Este software debe ser capaz de gestionar múltiples ubicaciones de almacenamiento, llevar un registro de los movimientos de inventario en tiempo real y generar informes detallados sobre el estado del inventario.
  2. Códigos de barras y tecnología RFID: La utilización de códigos de barras y tecnología de identificación por radiofrecuencia (RFID) permite una identificación rápida y precisa de los productos en inventario. Esto facilita el seguimiento de los productos a lo largo de la cadena de suministro y reduce los errores asociados con la entrada manual de datos.
  3. Sistema de etiquetado: Un sistema de etiquetado claro y coherente facilita la identificación de los productos almacenados. Las etiquetas deben incluir información como el código de producto, descripción, número de serie (si corresponde) y ubicación de almacenamiento.
  4. Procesos estándar: Es necesario establecer unos procedimientos estándar para la recepción, almacenamiento, recogida y envío de productos, como por ejemplo la definición de protocolos para la verificación de la precisión de los pedidos, la rotación de inventario (por ejemplo, el método FIFO o LIFO), y la gestión de devoluciones.
  5. Sistemas de alerta y notificación: Nos permitirán saber cuando los niveles de inventario alcancen umbrales mínimos o máximos predefinidos, para garantizar que se realicen reabastecimientos de inventario de manera oportuna.
  6. Integración con sistemas de gestión de almacenes (SGA): Esta integración facilita la coordinación entre la gestión de inventario y otras actividades como la recepción de mercancías, el picking y el embalaje de pedidos.
  7. Análisis de datos: Para evaluar el rendimiento del inventario, identificar tendencias y oportunidades de mejora, y tomar decisiones informadas sobre la gestión del inventario. Esto incluye análisis de rotación de inventario, análisis de obsolescencia y análisis de tendencias de demanda.
  8. Capacitación del personal: Proporcionar capacitación adecuada al personal encargado de la gestión de inventario para asegurar que estén familiarizados con los procesos y sistemas utilizados, así como con las mejores prácticas de gestión de inventario.

¿Cuáles son los principales métodos de control de inventarios?

  1. Método FIFO (first in, first out): Este método asume que los primeros productos adquiridos son los primeros en ser vendidos o utilizados.
  2. Método LIFO (last in, first out): En contraste con FIFO, LIFO asume que los últimos productos adquiridos son los primeros en ser vendidos o utilizados.
  3. Método de Coste Promedio: Este método calcula el coste promedio de los productos en inventario y lo utiliza para valorar las ventas y el inventario final.
  4. Justo a Tiempo (Just In Time): Este enfoque implica recibir y utilizar inventario solo cuando es necesario para minimizar el almacenamiento y los costes asociados.

Si quieres más información sobre este punto, consulta nuestro artículo sobre Tipos de control de inventario.

Mejores prácticas para una gestión efectiva del inventario

Además de contar con unos procesos bien definidos y con las herramientas y tecnologías adecuadas, hay unas buenas prácticas que el equipo debería tener en cuenta:

  1. Mantener un registro preciso de todos los movimientos de inventario.
  2. Establecer puntos de pedido, como umbrales de inventario mínimo y máximo, para reordenar productos de manera oportuna.
  3. Realizar auditorías regulares para verificar la precisión de los registros de inventario.
  4. Implementar tecnologías y herramientas de gestión de inventario para mejorar la eficiencia y la precisión.
  5. Formación del personal: Capacitar al personal en mejores prácticas de gestión de inventario y procedimientos operativos.

El control de inventarios es un pilar fundamental en la estrategia operativa de las empresas logísticas. Una gestión eficiente no solo mejora la eficiencia interna y la rentabilidad, sino que también fortalece la capacidad de la empresa para adaptarse rápidamente a las demandas del mercado y proporcionar un servicio excepcional a sus clientes.

Post correlati

Ultime entrate

El sistema Poka Yoke, creado por Shigeo Shingo, busca evitar errores en procesos productivos. Se basa en diseñar procesos y productos que minimicen equivocaciones, y

APPIA GROUP by VGG presenta el 10 de abril de 2024 en sus oficinas de Barcelona, la nueva versión de APPIA.edia. Una innovadora plataforma online