¡Nos vemos en el SIL! – en Barcelona del 7 al 9 de Junio

Los nuevos aspectos de un sistema SGA que supone una transformación digital en el sector logístico

Dentro del proceso de transformación digital en el sector logístico cobra especial importancia la llegada de un sistema SGA a nuestro almacén que supondrá cambios tanto para el almacén como para la empresa.

Nos permitirá mantener y potenciar aspectos que forman parte de nuestra propuesta de valor, pero sobre todo la llegada de un sistema SGA conlleva un replanteamiento importante de muchos aspectos del funcionamiento del almacén para su mejor funcionamiento.

Toto ello supondrá una mejora notable de gestión a corto plazo. Implantar un sistema SGA es un avance significativo hacia la transformación digital 4.0, es el primer paso hacia la adaptación definitiva de una parte fundamental de la logística de nuestra empresa hacia las nuevas tecnologías.

Los primeros cambios en el almacén serán claramente visibles a corto plazo, de forma general te permitirá tener la capacidad de adaptación a los cambios, flexibilidadanticipación y capacidad de planificación, un mejor aprovechamiento de los recursos disponibles en general y la capacidad de mejorar el rendimiento de forma continua.

Pero, además, permitirá la posibilidad de trabajar con automatismos, sistemas de apoyo a las operaciones, coordinación con otros softwares propios o ajenos, máquinas, dispositivos y nuevas redes y tecnologías.

Pero el cambio más significativo y evidente en el almacén, es como cambia la visión del propio almacén que se tiene, se pasará a tener una visión más o menos genérica, basada en sensaciones y opiniones, a una visión basada en datos, es decir, a una visión real de lo que realmente sucede dentro del almacén con datos reales en tiempo real. El almacén pasará a ser uno de los más transparentes, fiables, rápidos, eficaces y sobre todo eficientes de la empresa.

Así pues, la implantación de un modelo SGA permite:

  • Reducir errores de interpretación y priorización.
  • Tener una alta flexibilidad al adaptarse rápidamente a tareas y roles en cualquier momento.
  • Una alta reducción del tiempo de incorporación de nuevos operarios.
  • Control absoluto sobre el nivel de existencias.
  • Conocer nuestras necesidades de stock presentes y futuras para tomar decisiones de si es necesario comprar o no.
  • La localización de lo que contiene cada ubicación facilitando la realización de inventarios con altos niveles de eficacia en poco tiempo. 
  • Multitud de indicadores que nos ayudarán a evitar las roturas de stock como la acumulación de inventario.
  • Evitar errores de stock que tienden a extinguirse.
  • La información visible es totalmente fiable y, por tanto, tendremos un control absoluto sobre los costes.

En definitiva, gracias a la disponibilidad de información fiable en tiempo real y a su correcta distribución, ganaremos en disciplina, rapidez y precisión en cada puesto de trabajo, esto será un revulsivo para nuestra propuesta de valor como empresa y por supuesto una ventaja competitiva como consecuencia directa de la eficacia en la gestión.

Entradas relacionadas

Últimas entradas

La cadena de suministro juega un papel esencial en la actividad diaria de millones de personas y empresas. Solo hay que recordar los problemas que

En multitud de ocasiones hemos hablado sobre la importancia de la implementación de un software de gestión de almacén (SGA) para automatizar procesos dentro del