APPIA GROUP sigue creciendo: ¡Abrimos nueva oficina en Madrid!

La inteligencia artificial lidera las tendencias en logística 2024

A pesar de que cada año surgen nuevas tendencias en logística, especialmente desde la digitalización del sector, hay veces que un nuevo avance marca un antes y un después, como ha sucedido en el 2023 con la popularización de las herramientas basadas en inteligencia artificial. Su impacto en la logística, como en muchos otros sectores, ha sido tan profundo que seguirá siendo la pauta dominante en las tendencias de este año. ¿Cuáles serán estas tendencias?

1. Inteligencia artificial: la logística del futuro

La aplicación de la inteligencia artificial a la gestión logística, especialmente a la cadena de suministro, será cada vez mayor, y abarcará más áreas. De hecho, según un informe de Gartner, en el 2026 más del 80% de empresas utilizarán aplicaciones impulsadas por IA en entornos de producción. ¿Cuáles son las áreas donde se prevé que tenga más impacto?

  • Gestión de inventario: Los algoritmos de IA pueden prever la demanda futura de productos y optimizar los niveles de inventario. Esto evita tanto las roturas de stock como la sobreproducción.
  • Predicción de la demanda: Permite analizar datos históricos de ventas y factores externos, como eventos estacionales o promociones, para predecir la demanda futura con mayor precisión.
  • Control de calidad: Los sistemas de visión artificial y machine learning pueden ser utilizados para inspeccionar visualmente los productos y detectar defectos de manera más rápida y precisa que los sistemas manuales que dependen de personas.
  • Robótica y automatización: Los robots y sistemas automatizados pueden ser programados con algoritmos de IA para realizar tareas de picking, empaquetado y clasificación en almacenes y centros de distribución de manera eficiente.
  • Asistencia en la toma de decisiones: El análisis de grandes conjuntos de datos permite a los gerentes de logística tomar decisiones informadas sobre la gestión de la cadena de suministro y la asignación de recursos.
  • Seguimiento y trazabilidad: La IA puede ser utilizada para rastrear la ubicación y el estado de los productos en tiempo real a lo largo de toda la cadena de suministro, lo que mejora la visibilidad y la capacidad de respuesta.
  • Optimización de rutas: El análisis de datos en tiempo real, como el tráfico y las condiciones meteorológicas, permite calcular las rutas más eficientes para los vehículos de entrega.
  • Logística inversa: La IA puede ayudar en la gestión eficiente de devoluciones y productos usados o no deseados, identificando las mejores rutas de retorno y procesos de reacondicionamiento.

2. Automatización: la lucha por la mejora continua de la eficiencia

La automatización sigue siendo uno de los caballos de batalla de la logística. Las tecnologías que automatizan tareas y procesos son esenciales para mejorar la eficiencia, incrementar la rapidez y reducir costes a lo largo de toda la cadena de suministro.

Por ejemplo, se aplica tecnología RFID a la gestión de almacenes para automatizar la trazabilidad y la recepción de mercancías. También se utilizan sistemas automatizados para el transporte, el almacenaje y la manipulación en almacenes, como carros y casilleros inteligentes, que facilitan la gestión de las mercancías.

Esto es especialmente interesante en lo que respecta a tareas de almacenamiento y de recuperación de mercancías en sí, ya que son dos de las tareas que tienen un mayor coste para el almacén, y donde se pueden producir más errores humanos si el sistema no está automatizado.

Por otra parte, para que la automatización sea realmente eficiente, es esencial que esté integrada con un sistema de gestión de almacenes que centralice los datos y permita acceder a la información en tiempo real.

3. Ecologística: hacia una concepción holística de la sostenibilidad en logística

La sostenibilidad hace ya tiempo que define muchas de las acciones en logística, pero la tendencia de futuro será hacia una integración total. Es decir, las empresas no solo intentarán que sus procesos o productos sean más sostenibles, sino que cualquier acción, desde una reforma o compra de una nave industrial hasta el diseño de un producto o la definición de un proceso productivo se basarán en criterios sostenibles desde su concepción. La logística verde ya no será solo un área de la logística, sino que se convertirá en una disciplina transversal.

Por ejemplo, ya no solo se intentará reducir el packaging o reciclarlo, sino que se concebirá como un sistema de economía circular donde se tiene en cuenta desde el origen de las materias primas con las que se ha fabricado el packaging, el uso de materiales de embalaje de bajo impacto medioambiental, y el reaprovechamiento de las materias sobrantes o los deshechos.

También se aplicarán más esfuerzos a optimizar rutas de transporte, donde la definición de rutas sostenibles —es decir, que permitan reducir las emisiones nocivas— acabará teniendo tanto peso como los criterios de rapidez en la entrega y reducción de los costes de transporte.

Otras acciones que ganarán peso serán la eficiencia energética, la implementación de sistemas de gestión ambiental, y una mayor colaboración entre los diferentes integrantes de la cadena de suministro, como proveedores, transportistas, distribuidores y clientes, para compartir información, recursos y buenas prácticas, y coordinar acciones conjuntas que mejoren la sostenibilidad.

En resumen, en el 2024 la tecnología seguirá siendo la piedra angular del sector logístico, pero además la inteligencia artificial tendrá un impacto que transformará profundamente este sector.

Victor_gallego
Última actualización:: 5 febrero 2024

Entradas relacionadas

Últimas entradas

El sector de la logística es cada vez más vasto y complejo, por lo que la gestión eficiente de cada parte de la cadena de

En el vertiginoso mundo de la tecnología logística la velocidad y la precisión son dos factores cada vez más imperativos. Ante este escenario, el control